Estáis preparando vuestra boda o celebración, y queréis que todos y cada uno de los detalles sean perfectos. Seguramente ya habéis elegido qué poneros, el lugar, la comida, la música… Y es entonces seguramente el momento de prestarle atención a los pequeños detalles y la decoración.

Es muy probable que hayáis visto iniciales, carritos, expositores de donuts u otros elementos en madera en celebraciones de amigos. Pues bien, en nuestra búsqueda por favorecer el comercio local, hemos encontrado una persona que los hace de forma artesanal y quien es capaz de atreverse con todo.

Su nombre es Germán y, aunque nacido en Melilla, vive en la preciosa ciudad de Málaga desde que cumplió tres años. Ahora cuenta con 54 y tiene la suerte de dedicarse a lo que más le gusta, la carpintería artesana.

Barcas, notas musicales, iniciales, cajas, carritos de chucherías… son sólo alguna de las piezas que ha hecho a lo largo de este tiempo. Cada parte cuidada hasta el más mínimo detalle.

Y no es de extrañar, puesto que como el mismo Germán nos cuenta, desde pequeño le ha vuelto loco este mundo. Son muchas las horas que le ha dedicado a aprender y mejorar, lo que lo ha vuelto un especialista en este campo al que dedica el cien por cien de su tiempo.

 

Los diseños que podemos ver son principalmente suyos, pero está abierto a peticiones concretas del cliente.

Los materiales que más emplea con DM (muy adecuado para sus terminaciones en pintura) y madera natural. Esta última es sin duda su preferida a la hora de trabajar.

Primeras comuniones, bodas, bautizos, regalos personalizados, ha llevado a cabo multitud de piezas; incluso mecanizadas en algunos casos.

Hoy en día el mayor proyecto de este “artesano del alma” es ampliar su zona de trabajo, destinar espacios concretos para cada actividad, y así trabajar más cómodamente y acelerar la fabricación.

Si habéis quedado, como nosotros, enamorados de su trabajo, no dudéis en ver más imágenes en su perfil de Instagram:  @artesano_del_alma_

(Fotografías: @artesano_del_alma_ / Artículo por: Jardines del Cortijuelo, Antequera)